Dónde, cuándo y cómo predicar el evangelio por José Martinez

        Cristo dijo: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura” Marcos 16:15. Pablo escribió: “A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el Evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo” Efesios 3:8

Algunas consideraciones de cómo Pablo predicaba y enseñaba el Evangelio:

1º. Lugares:

1.    Sinagoga. Judíos y religiosos. “Así que discutía en las sinagogas con los judíos y piadosos” (Hechos 17:17).
2.    Plaza. Para todos, públicamente “… y en la plaza cada día con los que concurrían” (Hechos 17:17).
3.    Escuela. Educación “...discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tirano” (Hechos 19:9).
4.    Casas. Las familias “Y cómo nada útil he rehuido de anunciaros  y enseñaros, públicamente y por las casas” (Hechos 20:20).
5.    Cárcel. Los presos. (Hechos 16:23-33).
6.    A cada uno. Individual. “Velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no  he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno” (Hechos 20:31).
7.    En su casa de alquiler. “Y  habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba  el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas” (Hechos 28:23).   

2º. Cuándo:

    Cada día (Hechos 17:17-19:9, “desde la mañana hasta la tarde”). Hechos 28:23.

3º. Cómo:

1.    Con oración. Pablo era un hombre de oración. “Orad sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17).
2.    Guiado por el Espíritu. “Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió” (Hechos 16:6-7).
3.    Por las Escrituras. “Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos, declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, que era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; y que Jesús, a quien yo os anuncio, decía él, es el Cristo” (Hechos 17:2-3).
4.    Con temor y temblor.  “Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor” (1 Corintios 2:3).
5.    Con humildad y lágrimas (Hechos 20:19-31).
6.    Acomodándose a todos (1 Corintios 9:14-23).


4º. Su extensión:

     “Pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Éfeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión,…” (Hechos 19:26). “De manera que desde Jerusalén, y por todos los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo” Romanos 15:19.

5º. Dos secretos:

Amor.

“Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron”  ({bible}2 Corintios 5:14{/bible}).

Cruz.

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive  Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gálatas 2:20).
 

José Martínez.
Revista “Campo Misionero”, Abril 1945

Oro Viejo